Un encaje… mil sentimientos

Siempre he pensado que un encaje que nace en nuestras manos siempre perdura en nuestro corazón…

Y su elegancia, su sutileza, sus colores…. nos enamoran.

Me gusta llevar este bolso a una cena, al cine o a dar un paseo por el puerto, con la brisa del mar acariciando mi cara…

Me encanta tener cerca esos encajes que han crecido hora tras hora…. fruto del esfuerzo, la dedicación y el aprendizaje…

Muchas veces hay personas que sólo se limitan a lucir esos encajes en un encuentro de bolillos o en un evento especial… pero y la vida? No es un gran evento cada día?

Luzcamos nuestros encajes en momentos cotidianos que, con nuestra energía, convertiremos en grandes momentos.

Sonreir al sentir cómo te cogen de la mano…. Ruborizarte cuando una mirada te dice «te amo»… una canción que te hace bailar….

Para mí, cada segundo es VIDA. Y todo momento es idóneo para lucir esos trocitos de nuestros corazones artesanos….

Os quiero familia!!!!! Pila pila pila…..

Gracias Diego por tanto. Te amo.

Bolso de encaje de bolillos realizado por Raquel M.Adsuar

Colección «Enamórate»

Hoy es un día especial porque empieza una nueva aventura en  mi faceta como encajera y diseñadora de encaje de bolillos. Os presento las primeras Joyas de una colección exclusiva para complementar todos vuestros looks. 

Las primeras joyas son dos colgantes en color oro y/o plata muy simbólicos para mí. 

El primero de ellos es la Joya Strappare (lágrima), con un diseño minimalista espectacular en el cual realizaremos varios fondos de encaje de bolillos, según el picado a elegir. En esta ocasión he realizado el fondo del Punto de la Virgen «Rejilla», con un pequeño guiño a esas butacas y mecedoras que perduran en nuestra memoria cuando pensamos en nuestros seres mayores. He combinado el color plata y un hilo matizado con muchos colores para darle ese toque moderno a una pieza con mucha nostalgia contenida. 

La segunda Joya «Chiave di Violino» es otro claro guiño a mi faceta como músico, y voy a realizar un fondo combinando un punto muy clásico con otro muy contemporánea, por la «intemporalidad» de la música. 

«Enamórate» nace desde el sentimiento más puro: el amor. 

Enamórate del encaje de bolillos, día a día.