Sinfonía de bolillos

Inspiración en nuestros bolillos

Uno de mis maestros me dijo un día que nuestra cabeza es como una inmensa biblioteca en la que tenemos estanterías donde colocamos toda la información en forma de aprendizaje y sentimientos en sus distintas secciones. Esa imagen de estanterías llenas de momentos me encanta y siempre me acompaña. En esas estanterías, voy archivando sensaciones. Una de mis favoritas fue hacer sonar los bolillos por primera vez. Un nuevo “estilo” de música que, sin saberlo, en aquel momento se convirtió en uno de los placeres más grandes que he sentido.

Ahora mismo, al estar escribiendo en el teclado, siento esa necesidad de “teclear” horas y horas; con los bolillos, me sucede exactamente lo mismo. Surge esa necesidad de “bolillear” horas y horas, y cuando estoy delante de mi piano o mi violín surge la necesidad de interpretar horas y horas. Minutos eternos llenos de satisfacción personal.

Uno de mis mejores amigos me dijo en una ocasión que yo era una privilegiada, porque me dedicaba a lo que me gustaba. Hasta ese momento no me dí cuenta que uno de los secretos de la felicidad es ese: dedicarse al 100% a lo que te apasiona. Ese día cogí el violín con las mismas ganas de siempre, pero con una llama encendida en el alma que me decía: “Ánimo, que este es tu camino”. De nuevo, música entre mis manos.

Los consejos de mi padre

Mi padre siempre me decía que en todos los lugares, siempre hay personas “mejores que tú”, refiriéndose a factores como la sabiduría o la experiencia. Su consejo era: “admíralos y aprende”. Ese consejo y ese recuerdo con su mano pellizcando mi mejilla también está en un sitio privilegiado de mis estanterías. La vida es puro aprendizaje y a mí me fascina estudiar y aprender, y esa ilusión me envolvía en música.

Frases y consejos de personas que están en mi corazón y me cuidan desde donde estén. Gente que te quiere, te aprecia, te aconseja, te ayuda… Esa es la gente que da sentido a todo, estén o no estén. Y esos recuerdos viven por siempre en la sinfonía de nuestras vidas.

Hoy es uno de esos días “extraños”, aunque la pérdida de nuestros seres queridos se siente siempre.. Cuando surge este sentimiento, pongo música, y hace unos años, también elijo la música de los bolillos.

Es tan curioso: mis dos pasiones unidas, música y encaje de bolillos. Fue un placer completar una de esas estanterías con tan bonita experiencia aquel primer día en el que cogí los bolillos en la mano: cruz, vuelta, cruz, acompañándonos en nuestras labores.

Bolillofrase del día: Mira al horizonte y piensa en todo lo bueno que está por llegar.

Bolillos 3.0 Comenzamos, familia.

raquel adsuar blonda encaje bolillos

 

13 thoughts on “Sinfonía de bolillos

  1. Al igual que tu violín tu piano y tus bolillos hacen una melodía preciosa los sentimientos también la acompañan formando un sonido que envuelve el oido. No dejes de tocar esa fascinante melodía nunca.
    El dedicarte a lo que te gusta es la mayor satisfacción que nos puede dar la vida y sentirte orgulloso de ser como eres con todos tus defectos y virtudes también.
    Las personas somos como somos gracias a un cúmulo de circunstancias y personas de nuestro alrededor que estarán siempre. No cambies

Deja un comentario