Sonríe a la vida

“Sonríe a la vida y la vida te devolverá esa sonrisa”.

Quiero dedicar esta entrada a todas esas personas que me hacéis partícipe de vuestras experiencias a través de mensajes privados o públicos. Y en persona cuando os tengo a mi lado en los encuentros de bolillos. No siempre las experiencias que compartís conmigo son alegres, ya que la vida, por desgracia, también nos da palos de los que es muy difícil salir. Pero todos nosotros tenemos algo que nos da ese aliento para levantarnos: el encaje de bolillos.

En mi memoria intento guardar todas estas experiencias, en forma de escritos y abrazos. Cuando dos miradas se cruzan compartiendo la misma ilusión, creedme, se produce un momento mágico. Y de repente, por unos momentos, la tristeza pasa a un segundo plano y esos hilitos de nuestras labores nos unen para siempre.

Muchos de nosotros hemos sufrido la pérdida de un ser querido, enfermedades, malas épocas… Pero por muy duro que sea el camino y por muchas dificultades que encontremos siempre hay que mirar adelante con una gran sonrisa. Esa actitud es la que nos dará toda la fuerza que necesitamos para levantarnos sin volver a caer.

Sonríe a la vida y ella te devolverá la sonrisa

El encaje de bolillos nos ayuda a evadirnos por unos momentos de esas experiencias que nos entristecen. Poder “bolillear” esos ratitos nos aporta un beneficio emocional mucho más importante de lo que podamos creer. Encender nuestro móvil, pc o tablet, con la ilusión de ver nuevas labores, trucos que no sabíamos, puntos que queríamos aprender… Ese ratito de “paz virtual” nos ayuda a esbozar una pequeña ilusión en forma de miradas y sonrisas. Entonces surge de nuevo la necesidad de hacer encaje de bolillos.

Cada uno de nosotros al hacerse la pregunta “¿Qué es lo más importante en esta vida para tí?”, obtendremos miles de respuestas diferentes. Haceros esa pregunta hoy y luchad por ello. Nadie dijo que la vida era fácil, pero si sonreimos a la vida, posiblemente la vida nos devuelva esa sonrisa.

Os mando uno de esos abrazos fuertes. De los que se sienten hasta en el alma, para transmitiros todo mi apoyo, mi consuelo, mi cariño. Dejad que afloren los sentimientos, dejadlos volar, y cuando se desvanezcan, buscad esos picados, alfileres y bolillos que os estarán esperando impacientes por volver de nuevo a vuestras manos.

Dadle vida a los bolillos, impregnadlos de ilusión. Os lo agradeceréis mutuamente.

Os quiero familia.

Raquel M Adsuar sonríe con su sombrero con detalle de encaje

2 thoughts on “Sonríe a la vida

  1. Tenacidad humana; nunca dejará de sorprenderme. No hay un sólo día que no me cruce con personas que, pese a todo lo que llevan detrás (¡hasta encima!), siguen sonriendo. Luchando. Aguantando, soportando todas las ínfimas cosas por haber, por una sola razón: seguir adelante. Muchas veces me pregunto por qué se esforzarán con tanto entusiasmo, o por qué no se echarán atrás. Entonces, me doy cuenta que sus motivos van más allá de mi propia comprensión. Y si bien es cierto que muchos de ellos se quedaron a mitad de la senda de la vida, muchos otros siguen avanzando. Luchando; sin descanso, sin quejas. La tenacidad humana es realmente admirable; te disfraza de alguien invencible, fuerte, valiente, capaz de hacer y soportar cualquier cosa. 💭☘🏙✏️… Un abrazo guapa y suerte en esta etapa de tu pág. 😘😘🌺

Deja un comentario